5 postres DIY para que moles mucho

Creatividad, creatividad… Mucho se habla de ella, pero la cocina es uno de los mejores laboratorios para poner a trabajar los hemisferios. Aunque nosotros somos más de Crónicas Carnívoras, hoy os traemos cinco recetas para que preparéis postres tan molones que por fin vuestras madres estarán orgullosas del rumbo que coge vuestra vida. Y encima los podréis compartir en Instagram. Los hemos ordenado de menor a mayor dificultad (una pista: si tus conocimientos culinarios actuales no pasan de los macarrones, evita las recetas con vídeo). Muerte a las cupcakes, estos postres sí que os convertirán en personas molonas de verdad:

La tarta mostacho

Muy sencillo y muy moderno. Compra un preparado de bizcocho que encontrarás en cualquier supermercado y que son muy fáciles de hacer siguiendo las instrucciones. Solo tienes que cortarla siguiendo el trazo yin-yang y cubrirla con chocolate. Un consejo: antes de partirla, marca el corte ligeramente con el cuchillo para no desviarte mucho, que luego no hay vuelta atrás.

Fuente: Themetapicture.com
Fuente: Themetapicture.com

★ ★

Sweet sushi

Rescata la crepera/gofrera que guardas en el garaje. Prepara masas dulces, ni muy finas ni muy gorditas, y cúbrelas con bastante nata montada o crema. Añade fruta cortada a trozos pequeños, enrolla con cuidado y corta en porciones del mismo tamaño. Para mojar puedes poner cuencos con caramelo líquido, sirope o chocolate. Estupendo, ahora incluso puedes desayunar sushi.

Fuente: Normalrecipe.com
Fuente: Normalrecipe.com

★ ★ ★

El patrón del corazón

Si entre quienes van a probar tu postre se encuentran diseñadores gráficos, ésta es tu mejor elección. Aunque no te lo hayan dicho, los patrones tienen un efecto hipnótico que conduce a la calma espiritual absoluta. El pastel en sí es como un phoskito gigante; la parte realmente laboriosa es la de crear la capa superior.

Más tosca, pero al menos la receta está en español, es la versión que nos trae Loli:

★ ★ ★ ★

Comer arte

Vamos a subir el nivel. ¿Y si nos comemos una obra de arte? Caitlin Freeman te explica cómo hacer un bizcocho homenaje a Piet Mondrian que es tan bonito que dudarás si comértelo o colgarlo en la pared. No te dejes asustar: se resume mucho en cortar y ensamblar. Has montado cosas más complicadas tras volver de Ikea.

★ ★ ★ ★ ★

El bizcocho Instagram

Ann Riordan, su creadora, te explica en menos de 10 minutos cómo preparar esta genialidad. Pero hemos mirado el vídeo con atención (ni nos planteamos intentarlo) y te advertimos de que necesitarás 426 cazos, 26 días enfriando cosas en la nevera y mucha maña para intentar conseguir algo ligeramente parecido. Eso sí, el resultado es espectacular. Cuidado, que si compartes un bizcocho Instagram en Instagram a lo mejor creas un agujero negro espacio-temporal. Por si te lo estás preguntando, sí, también hay versiones de Facebook, Twitter,… pero son más simplonas y no molan tanto.


Bola extra: ¿Has decidido ponerte el delantal pero te da miedo rozar el desastre? Pásate por estos posts de Mikel López Iturriaga (El comidista) e insúflate autoestima. Siempre habrá alguien más torpe que tú:

3 comentarios en «5 postres DIY para que moles mucho»

  1. Dando ideas para mañana; abandono el tiramisú que tengo que hacer hoy y me paso a la tarta con la forma del yin-yang. Además como la vean quienes tú y yo sabemos, se pondrán manos a la obra también queriendo ayudar.

    Saludos.

    Responder

Deja un comentario