Correos electrónicos: el método ‘Enséñame la pasta’

Nuestro blog cumple un añito de vida y queremos celebrarlo sorprendiendo a nuestros seguidores más fieles con un regalo de incalculable valor.

Podría ser un iPad pero nos parecía poco original. Además, te vas a poder comprar varios con lo que te vamos a contar.

guía Boletines electrónicos

Nuestro regalo es nuestro conocimiento, pequeñas cosas que hemos aprendido a lo largo de los años y que nos están dando muy buenos resultados. Está relacionado con los boletines electrónicos, una herramienta de comercialización a la que, según nuestra experiencia, apenas se le está sacando partido.

Nosotros hemos hecho unas cuantas campañas de email marketing y a nuestros clientes les funciona. Y por ‘funciona’ queremos decir que han aumentado sus ventas. Y por eso pesamos que es un gran regalo.

Seguro que habéis leído un montón de cosas sobre el envío de boletines electrónicos: que si esta plataforma es mejor que aquella, que si unos días son mejores que otros para realizar los envíos, que si el asunto del mensaje debe ser atractivo… Todo eso está muy bien pero hay otras cosas en las que a lo mejor todavía no has caído y que pueden resultar tremendamente efectivas.

Pues bien, tras poner en marcha estas estrategias y pasarlas por nuestro banco de pruebas, hemos confeccionado una pequeña guía de éxito que hemos bautizado como el método ‘Enséñame la pasta‘.

Suscríbete a nuestro boletín y te enviaremos la guía con las mejores técnicas para que muerdan el anzuelo.

Salgamos a pescar

GIF de Andy Baker. Pulsa en la imagen para ver su web.
GIF de Andy Baker. Pulsa en la imagen para ver su web.

Lo primero y más importante que debes saber es que un boletín electrónico es lo más parecido a salir de pesca. ¿Tanto camino recorrido para acabar pareciendo un programa de ‘Jara y sedal’? Sí, pero porque es una parábola excelente:

  • Cuando hablamos de estrategias de marketing online, hay quien se decanta por el uso de las redes. Solo que en un océano lleno de peces, el experto es el que realiza las mejores capturas y el aficionado regresa a casa con la nevera vacía. Todo lo demás es humo (o morralla, empleando el argot marinero).
  • Otros apuestan por el SEO, que vendría a ser algo parecido a pescar en el río. Esta técnica requiere paciencia, lances continuos y un aspecto clave: usar el cebo que se ajuste a los gustos de los pececillo que pasan por allí. El problema es que la mayoría no domina bien este arte o acaba abandonando antes de tiempo.
  • Y luego están los que prueban suerte con la pesca de la botella, que consiste en poner un trozo de pan dentro del envase de cristal y esperar a que el pez entre por sí solo. Más o menos el equivalente a tener una web que con suerte recibirá la visita de algún curioso que pase por allí.

El predador nato

Continuando con esta parábola, se podría decir que el boletín electrónico es un predador nato. No pretende abarcar todo el océano sino la porción que le corresponde. Observa desde la distancia, como el ave que desde el aire estudia a su objetivo sin asustarlo. Es selectiva, rápida y directa. Solo cuando está convencida de su éxito, se lanza sobre el mar.

Como no queremos ganarnos un tortazo de los defensores de los peces o de cualquier otra especie animal del planeta, incluidos los humanos, aclararemos una cosa: el email marketing es efectivo cuando no supone una molestia para el usuario. Es necesario para mantener el ecosistema en su justo equilibrio. De hecho, sigue siendo la opción preferida por el público que quiere estar informado de las novedades de una marca concreta. Y si cambia de opinión, le daremos facilidades para darse de baja. No es un medio intrusivo, a menos que lo hagamos sin su consentimiento previo e incumplamos la Ley de Protección de Datos. Cuidado con eso.

Lo demás consiste en saber hacer de cada boletín una campaña atractiva e interesante. Ni que decir tiene que debe adaptarse a móviles y tabletas. Y, por supuesto, no hay que tener miedo a la experimentación: no hay nada mejor para aprender que el ensayo y error.

Aquí va un pequeño adelanto de lo que encontrarás en nuestra guía:

[accordion]
[accordion_section title=»El cartero siempre llama dos veces»]

Elabora una lista con los usuarios que no han abierto tu último boletín. Si lo has lanzado hoy, deja pasar un par de días y vuelve a enviárselo con un asunto diferente. Después, si quieres, nos cuentas cómo te ha ido.[/accordion_section]

boletines electrónicos
Escena de «The Postman Always Rings Twice» (versión de 1946)

Una idea la mar de sencilla pero que funciona. Eso es lo que importa, ¿no?

Descubre más en nuestra guía. ¡Suscríbete!

 

2 comentarios en «Correos electrónicos: el método ‘Enséñame la pasta’»

Deja un comentario