Escanea y Gana con un QR

Con un poco de ingenio, los códigos QR pueden ser un valioso instrumento de promoción. Y si encima van acompañados de viejos reclamos que gozan de popularidad, el éxito de la estrategia está prácticamente garantizado. En ello anda Bed’s, la cadena de descanso líder en España, que ha convertido literalmente su código QR en un juego de lotería.

El sistema, aunque sofisticado, resulta de lo más sencillo para el público, que solo tendrá que capturar el código QR con su smartphone para comprobar si el “escaneo” ha resultado premiado. En el caso de Bed’s, los afortunados podrán recoger su regalo en la tienda más próxima. De este modo, el código QR no solo constituye un aliciente para el público potencial de la marca, sino también una interesante estrategia de venta.

Una acción que recuerda al popular juego del “rasca y gana” en versión móvil 2.0. Y es que, lo que interesa al público es obtener algo a cambio de escanear nuestro código QR. Y no necesariamente un premio o un descuento, también puede resultar efectivo ofrecer información privilegiada y al instante. De nada sirve convertir nuestro código QR en un simple enlace a nuestra web o a nuestro perfil en Facebook… ¿por qué iban a querer escanearlo si no hemos empatizado con ellos antes?

La única función de la gran mayoría de códigos QR que podemos encontrar por la calle es, de hecho, una simple y llana redirección a contenidos web que, en muchos casos (incluyendo Facebook) ni siquiera están pensados para verse en la pantalla de un teléfono. O no se pueden reutilizar cuando el contenido ha quedado obsoleto.

El verdadero potencial de los códigos QR radica en atraer al público hasta nuestro negocio o fidelizar a nuestros clientes.  O dar a conocer un servicio o un producto a través de Internet, siempre que cuente, claro,  con una estrategia atractiva. Cuando un usuario accede al código QR, podemos derivarle  a otros contenidos, pero antes es imprescindible generar cierta expectación.

Pongamos, por ejemplo, un QR que sortea una cena en un restaurante; otro que regala descuentos para una tienda de ropa y otro que reparte diferentes cestas de navidad entre los empleados de una empresa. En realidad, el premio no deja de ser una excusa para promocionar el menú del restaurante, presentar el catálogo de productos de la tienda o dar a conocer los próximos objetivos de la empresa a los empleados.

El límite no está en el código QR, sino en nuestra imaginación. Y, claro está, la gloria es para los valientes.

3 comentarios en «Escanea y Gana con un QR»

Deja un comentario