Contrata a un ‘mercenario’ para que lean tu blog

Parece que lo llevamos en la sangre. Si nos duele algo, acudimos antes a la web que al médico. Si el grifo gotea, recurrimos al amigo chapuzas antes que al fontanero. Y si hay que mantener la web de la empresa, le encomendamos la tarea al informático o al técnico más habilidoso con el teclado. Vamos a dejarlo claro desde ya: escribir requiere técnica, práctica y cierto talento. ¿De verdad quieres aparecer el primero en Google? Descarta encontrar la receta mágica en Internet y contrata a un mercenario.

Antes de que alguien se sienta ofendido vamos a echar un ojo a la RAE. Según el diccionario de los académicos de la lengua, mercenario-a es aquella persona “que percibe un salario por su trabajo o una paga por sus servicios”. Lo es el jugador de fútbol, el violinista que toca en una orquesta y el periodista que trabaja en una redacción. Quedan fuera los becarios, los abnegados voluntarios y los miembros o amigos de una empresa familiar. El resto, incluidos tú y yo, somos lo que somos: auténticos mercenarios.

Y no hay nada malo en ello. Lo que es perverso es pretender que alguien que acaba de salir de la facultad se ocupe de hacer el trabajo de un profesional con experiencia y sin pagarle por ello. O depositar buena parte de la imagen de tu empresa en el técnico que mejor se maneja en las redes sociales y comete menos faltas de ortografía. ¿Dejarías la contabilidad de tu negocio en manos de alguien inexperto en asuntos financieros? Pues oye, igual estás perdiendo pasta con tu web y aún no te has enterado. Ha llegado la hora de que des el paso.

web contenidos periodistas

Blog amateur o profesional

No hay fórmulas mágicas ni recetas milagrosas, por mucho que algunos se empeñen en dar consejos sobre cómo llegar a ser el perfecto redactor, aumentar la visitas de tu página y conseguir clientes por doquier. Probablemente a ellos les sirva para posicionarse como expertos es la materia, pero aplicar la teoría es una cosa y la práctica otra. La cultura del do-it-yourself está muy bien siempre y cuando el resultado final esté a la altura de lo que se exige a una web corporativa.

Que hayas montado la web de tu empresa siguiendo un manual como los de Ikea no te convierte en programador, ¿verdad que no? Pues lo mismo ocurre con el contenido de tu blog. ¿O acaso conoces a alguien que haya tenido éxito escribiendo, diseñando o fotografiando sin la suficiente cualificación o unas dotes innatas?  A quien seguro que conoces es muchos especialistas desocupados, dispuestos a dar lo mejor de sí por un módico precio.

Adopta a un periodista

La profesión del periodista no pasa por su mejor momento y eso es una buena noticia para tu negocio. Con tantos comunicadores en busca de empleo, hastiados de sacar brillo a su pluma, no te será difícil dar con uno. Los hay que van por libre y los que se han asociado con otros de su especie para servirte en bandeja el pack completo.

redacción textos web

Al periodista de hoy en día se le exige conocimientos en programación, diseño y marketing, pero su principal baza sigue siendo la capacidad para crear contenidos de calidad. Esa es la clave. Si te preocupa que tu empresa tenga visibilidad en Internet, tienes dos opciones: contratar a un experto en comunicación digital o pagar a Google hasta que se agote tu presupuesto y te devuelva al ostracismo (la opción del primo-colega que te echa una mano está descartada por razones evidentes).

Teniendo en cuenta que 9 de cada 10 empresas españolas son PYMES y que la inmensa mayoría ni siquiera puede soñar con un pequeño departamento de comunicación, la opción de la externalización siempre será mejor que abandonar la web corporativa a su suerte. Porque es un escándalo que solo el 10% de nuestras pequeñas y medianas empresas desarrolle una estrategia en su web.

Los buenos te encontrarán

No te precipites a la hora de buscar a tu mercenario de la información. Los mejores no están en casa esperando tu llamada de brazos cruzados. Ni esperes que toquen un día a tu puerta. Te cruzarás con ellos en una red social o en un portal de noticias cuando menos te lo esperes. Te seducirán sin darte cuenta. Porque en realidad son ellos los que te buscan a ti. Un juego al que en el mundillo llamamos ‘Marketing de atracción’. Los reconocerás cuando capten tu atención.

Por descontado que entre la clase mercenaria también hay diseñadores, programadores, creativos, publicistas y seos. Pero ellos cuentan con una ventaja a su favor: su trabajo parece más complejo. Los periodistas, en cambio, han tenido que soportar desde el origen de los tiempos que su trabajo lo puede hacer cualquiera capaz de construir una frase con sujeto, verbo y predicado (que ya es mucho decir). Si no se les infravalorara y el mercado digital apostara por ellos, sería una gran jugada ¿no crees?.

6 comentarios en «Contrata a un ‘mercenario’ para que lean tu blog»

  1. Hola buen día,

    Me agradó tu publicación, es como una radiografía a mi situación, soy fotógrafo, y las empresas a las que les trabajo, me comparten el cómo terminé trabajando para ellas, pasaron por contratar al empleado que tiene una buena cámara, para que tome los nuevos productos del año, al sobrino que le gusta la foto, y al mismo gerente que tiene un celular que todos le dicen que saca fotos para concurso. Entonces al final del día se dan cuanta que el resultado no es tan convincente, que tendrá que pasar por manos de alguien profesional, entonces buscan y casualmente me encontraron… les ofrezco un resultado optimo para su fin.
    Pero la actividad ha cabido en más del 50%, por esta situación, porque como lo decías, parece que es la labor que todos pueden hacer, escribir?… cualquiera, tomar fotos?… cualquiera, jeje, así es señor. entiendo tu sarcasmo a la perfección.

    Responder

Deja un comentario