La gloria es para los valientes

(Pulsa sobre las imágenes para verlas a tamaño completo)

El 19 de septiembre de 2011 marcó un antes y un después en la historia de los QR en España. ¿Exagerados? Tal vez, pero ese día apareció el primer anuncio a toda página en un periódico nacional, El País, en el que todo el peso recaía en un QR. Inaudito, impactante, mimado y creativo: todo lo que requiere una buena creatividad. Como una suerte de justicia poética, un QR de respetables dimensiones se estampaba sobre uno de los leones que custodian el Congreso de los Diputados. La democracia se consolidaba en el mundo de los cuadrados negros y las manchas ininteligibles. ¡Larga vida a los QR!

Al escanearlo, un sonriente Carles Francino (Hoy por Hoy) nos invitaba a través de un botón de audio a escuchar su programa. Una webapp sencilla, pero muy bien concluida. La fórmula de «Menos es más» siempre suele ser válida.

Como las revoluciones no se suelen caracterizar por la moderación y ya puestos a ser valientes, cada día de la semana aparecía en las páginas de El País un nuevo anuncio de la SER con temática distinta. Así, también fueron desfilando por nuestros móviles los rostros y las voces de (nuestra adorada) Montserrat Domínguez (A vivir que son dos días), José Ramón de la Morena (El Larguero), Gemma Nierga (La Ventana) y Àngels Barceló (Hora 25).

Mucha gente no entendería estos anuncios o no lograrían escanear los códigos. Incluso apostamos un dedo a que más de uno les hizo una foto con el móvil y se quedó mirando la pantalla esperando una experiencia salvaje que jamás llegó. Seguramente tuvo algo que ver que en el texto del anuncio se animaba a «fotografiar» y no a «escanear» el código. Pero para nosotros, que sabemos reconocer el valor y la osadía de la campaña, la SER se llevó la gloria. Merecidísima. Nuestra más sincera y respetuosa reverencia.

 

P.D.1: Bueno, para no faltar a la verdad, el primer anuncio de la campaña de la SER, el del QR y el Congreso, también lo encontramos ese mismo lunes en la página 38 de La Vanguardia y el de deportes, el domingo 25 de septiembre. Aquí entramos en tierra de teorías conspirativas, pero tal vez tenga algo que ver cuánto cuesta insertar una creatividad en la prensa escrita. Si un anuncio a página completa en la edición nacional del País, en día laborable y a color, cuesta 42.020 euros, multiplicado por los 5 días que duró la campaña, arrojan un coste (inversión) de 210.100 euros. Muuuchas hipotecas están valoradas por menos. Y eso que no hemos calculado el coste del diseño de los anuncios y del contenido del QR. Qué suerte para la SER que comparten el paraguas de Prisa con El País… Pero no se asuste, en Selenus podemos ayudarle por mucho menos dinero.

P.D.2: (Para iniciados) Aunque en el texto del anuncio pone claramente «código QR», en la URL de la webapp aparece el término «BIDI». Basta, no confundamos términos.

P.D.3: Cinco días consecutivos con anuncios a toda página, de lunes a viernes, en los que podíamos escuchar las voces de los locutores estrella de la cadena a través de los QR. Y llegó el sábado, y con él el anuncio de Iñaki Gabilondo. A media página y sin QR. «¿Qué dice Iñaki?», rezaba el anuncio. ¿Es una broma? Iñaki no dice NADA porque no tiene QR. Si yo fuera Iñaki, me cabrearía.

1 comentario en «La gloria es para los valientes»

  1. Qué interesante, la verdad es que no hacen la vida mucho más sencilla. Yo al princpio tenía cierto rechazo por que me parecía que iba a ser algo complejo, pero hoy día me parece que es algo que deberia potenciarse.

    Responder

Deja un comentario