Por qué todo el mundo comparte La sorpresa de Jorge y Esther

Última actualización: 11 de octubre.

El vídeo de los dos jóvenes emigrantes que grabaran su regreso a casa por sorpresa ya es oficialmente un caso para analizar desde el punto de vista del marketing viral. Si ayer, cuando publicábamos este post, comentábamos que estaba a punto de alcanzar el millón de visitas, apenas 24 horas más tarde la cifra se ha duplicado. Jorge, pareja de Esther y coprotagonista de ‘La Sorpresa’, relata en su perfil de Facebook (@Generando.Imagen) el minuto a minuto de este fenómeno que ni mucho menos ha dado sus últimos coletazos.

Esta misma mañana, Espejo Público de Antena 3 y La Sexta se han puesto en contacto con ellos vía Skype para entrevistarles en persona. Ayer, el resto de televisiones y medios nacionales se hacían eco del vídeo. Pero, ¿cómo empezó todo?

11-10-2013 11-15-05
Ni Ester ni Jorge podrán olvidar la tarde del miércoles, 9 de octubre, cuando The Huffington Post publicó a toda portada un artículo sobre el vídeo. Hasta aquel momento el número de visionados no pasaban de unos cuantos centenares. Pero la periodista Lucía González tropezó con su historia en las redes sociales y apostó por ella.

Se suele decir que la suerte es para quien la busca y en este caso fue exactamente así. El día de antes, 8 de octubre, la joven pareja inició una ofensiva en Twitter para dar a conocer su storytelling. Esta misma mañana hemos tenido la oportunidad de contactar con ellos en México a través de Facebook para que nos relaten en primera persona el making-of de esta historia:

«Un amigo nos puso en contacto con un chico español que trabaja en Tailandia, ya que teníamos intención de movernos a Asia, pero al final decidimos quedarnos un tiempo aquí. Tiempo más tarde ese chico (José, asturiano) vino a México y nos conocimos… cuando compartió el vídeo en una red social, su amiga Lucía Gónzalez, periodista de The Huffington Post, se interesó por el tema y todo explotó».

«El vídeo es una propuesta que le hice a una empresa de México que andaba buscando un viral. Lo rechazaron y decidimos pasar de cualquier marca y lanzarlo nosotros mismos para intentar promocionar mi web». Se refiere a la página de la productora que acaban de crear, Youmaykiss.tv. «Le di forma, sabía que podía funcionar. Tenía una estrategia más o menos clara. Y sabía que si conseguíamos grabarlo no iba a fallar, porque los sentimientos que se iban a ver eran puros», asegura.

«Teníamos la temática, teníamos la denuncia, teníamos la ocasión para grabarlo y, sobre todo, teníamos las esperanza de hacer un gran viral».

Lo que no tenían eran muchos medios: «Mi teléfono es un Nokia de estos de toda la vida, con pantalla blanco y negro cuya tecnología más puntera es una linterna. Pero decidí crear una cuenta en Twitter sin tener ni puñetera idea de cómo funciona. Miré un videotutorial de Youtube tres horas antes de lanzar el vídeo y empecé a moverlo».

Desde su cuenta de Twitter fueron llamando a la puerta de periodistas tuiteros tan influyentes como Ana Pastor, Ignacio Escolar o Vicente Vallés. Ninguno de ellos ser percató del bombazo que tenían delante de sí, hasta que The Huffington Post hizo sonar la flauta.

La mecha había prendido e inmediatamente fue avivada por otras personalidades como @AntonioMestre, periodista y colaborador en @LaMarea_com (más de 27.000 seguidores en Twitter) y @agarzon, Diputado en el Congreso por Izquierda Unida, con 170.000 followers.

Y así es como la jugada maestra de Ester y Jorge ha puesto de manifiesto que, aún con escasos medios, las buenas historias tienen un final feliz si se sabe a qué puertas llamar. «En la era de las redes sociales, una gota de agua puede desatar una tormenta», asegura el Francesc Pujol en el blog de SM Reputation Metric, donde realiza un fantástico seguimiento de último gran fenómeno viral nacido en la Red.

Activismo creativo

Pero para hablar del origen de esta historia tenemos que remontarnos unos meses atrás, cuando Ester y Jorge se encontraban viviendo en Nicaragua: «Allí supimos del proyecto Nicko Nogues, un español que también emigró a México y al que se le ocurrió la idea de pagar un billete a un español que decidiera salir de España. Nicko le puso nombre a un concepto que encajaba con lo que yo estaba haciendo y a lo que me quería dedicar: «activismo creativo».

Aquella campaña de crowdfunding resultó ser todo un éxito y les animó a seguir adelante: «Vimos que con nuestras herramientas y creatividad podíamos hacer las cosas de otra forma. Si no hay una empresa que nos contrate, vamos a convencerlos con resultados». Y así es como decidieron hacer el vídeo… «Los motores fueron las ganas de denuncia que teníamos como exiliados, las palabras de nuestra queridísima ministra sobre los aventureros (cosa que le hemos agradecido en una entrevista para La Sexta hace unos minutos) y la palabra que le di a mi padre el último día que cené con él antes de partir: si algo puedo hacer para que esto cambie lo haré», relata.

Pero en ese momento Jorge y Ester sólo tenían una opción: salir de España. 8 días después saltó el 15M, un movimiento con el que se identifican y del que siempre han querido ser partícipes. Por eso detrás de su vídeo hay algo más que una historia emotiva. Su escaleta tiene un firme propósito: «En la primera parte del vídeo tocamos el corazón de la gente y lo enmarcamos en un mar de lágrimas. En la segunda parte, cuanto está totalmente al aire, introdujimos una dosis de denuncia. Y en la tercera, retratamos a los políticos para que toda la ira que genera la segunda parte del vídeo se lance sobre ellos», explica su creador.

Ahora que su sueño se ha hecho en realidad, desde la satisfacción que produce haber aportado un granito de arena a esta causa compartida por tanta gente, solo tienen palabras de agredecimiento a todos aquellos que les ayudaron por el camino: «A Tío Antonio y su ONG por cambiarnos la vida; a Nonada.es por ayudarnos con el primer proyecto; a El Postre de los Ratones por poner banda sonora a La Sorpresa; a Juan Monton por encargarse de nuestra cuenta de Twitter cuando todo estalló; a Fede Gil por ser nuestro copy y, en general, a todos los medios que nos mantienen activos en la lucha».

Continúa leyendo el post original (10 de octubre)

Apenas han pasado 48 horas desde que Ester y Jorge colgaron su vídeo en la red y el número de visitas pronto superará el millón (Actualización a día 11 de octubre: más de 2 millones de visitas). La emotiva vuelta a casa de esta pareja valenciana prendió como la pólvora en las redes sociales e inmediatamente saltó a los grandes medios de comunicación, que ayer les dedicaban grandes titulares. La Sorpresa, como ellos la han llamado, paradójicamente no desvela ningún secreto. Al contrario, su historia es un retrato cotidiano cargado de realismo, enmarcado en el éxodo que a muchos les ha tocado vivir y que a casi todo el mundo le resulta cercano y familiar. ¿Por qué entonces su caso es tan especial?

A lo largo de cinco minutos de vídeo, la joven pareja describe el antes y el después de un reencuentro familiar tras más de dos años en el extranjero, donde han encontrado la oportunidad profesional que España les negaba. Pero detrás de ese reencuentro también hay una llamada a la reflexión, un ‘Hey…estamos aquí, ¿os acordáis?’ que narran con la voz tierna y desgarradora de quienes se ven abocados a comprar un billete con un futuro incierto, sin derecho a devolución, lejos, muy lejos de su gente, su familia y sus amigos. Y que tampoco olvida a aquellos que han decidido quedarse para emprender una aventura no menos llanera y solitaria.

Una mirada cómplice, cualificada e interconectada en un mundo global que, a pesar de todo, no ha perdido su sensibilidad. Que se emociona cuando alguien les enseña a mirar más allá de las cifras del paro y de los debates políticos a espaldas de los ciudadanos, para descubrir finalmente que en este país hay madres que lloran al volver a abrazar a sus hijos y padres que se siente impotentes cuando de nuevo les ven marchar.

«Acción, reacción»

Aún recordamos, como si fuera ayer, el día que despedimos a Jorge y Ester. Su entusiasmo por iniciar una aventura en Latinoamérica no podía ocultar cierto desasosiego y frustración. Aquella tarde nos encomendamos a una ronda de cervezas, repasamos las razones que les obligaban a dar ese paso y acabamos brindando por aquellos que no están dispuestos a bajar los brazos.

Dos años más tarde brindamos por el éxito, pero también por el inconformismo y la no resignación de nuestros amigos, que perfectamente podrían ser los tuyos. O tus hermanos. O tus nietos. Por eso su historia nos conmueve a todos y nos invita a pararnos y reflexionar. “Acción, reacción”, le llaman ellos. Pero no es una frase lanzada al azar. Lo dicen porque tras el éxito de su vídeo hay un plan y muchas horas de trabajo. Ella, consultora turística con experiencia en marketing. Él, cámara y fotógrafo freelance.  Y juntos, sin más herramientas que sus conocimientos y un equipo de vídeo, han conseguido elucubrar una estrategia que sacaría los colores a cualquier agencia de comunicación y publicidad.

Más allá de su mensaje personal y desinteresado podemos extraer otras lecciones valiosas. La primera es que el storytelling funciona. Si hubieran explicado su historia de otra manera, interpretando un papel distinto al que han vivido su propia carne, probablemente ahora no estaríamos hablando de ellos. Su caso es un buen ejemplo de que conceptos como la naturalidad y la autenticidad, ciertamente infravalorados hoy en día, son el mejor recurso para llamar la atención. Y lo que es más importante, para nadie se sienta defraudado.

En declaraciones a The Huffington Post, la pareja alienta a otros en su situación a «no quedarnos parados y compadeciéndonos de nosotros mismos. Busquemos la solución, seamos valientes, mirémosle de frente y actuemos». Un mensaje que perfectamente podría servir de motivación para esas pequeñas empresas que luchan día a día por sobrevivir y a veces no saben muy bien cómo.

Un trampolín llamado contexto

Otra lección que nos enseña La Sorpresa es que, si consigues situar tu historia en primer plano de la actualidad y tienes algo valioso que aportar, las posibilidades de que capte nuestro interés se multiplican. Algo similar a lo que hace el marketing a tiempo real o newsjacking, del que ya hemos hablado en este blog. Y aunque su significado más estricto hace referencia a una acción publicitaria lanzada al hilo de un acontecimiento de interés público y a tiempo real, lo cierto es que los grandes temas de actualidad son un buen trampolín para conseguir un impacto mediático.

Que se lo digan Enzo Vizcaíno, el joven periodista que se grabó en el metro de Barcelona para pedir trabajo mientras cantaba su currículo con ayuda de un ukelele. Su ejemplo, que recuerda mucho al de Ester y Jorge, también se convirtió en un fenómeno social y, lo que es más importante, le sirvió al protagonista para conseguir su objetivo.

Las historias personales llegan lejos por lo que cuentan y por cómo lo cuentan. Desde hace unos días, el vídeo de la chica estadounidense que se despide de su trabajo bailando a ritmo de Kanye West se ha convertido en la nueva sensación de Youtube. Según ella, lo hizo porque a su jefe solo le preocupaba la cantidad de visitas que recibían los vídeos que creaban, y no su calidad. Más de 15 millones de reproducciones le han dado la razón:

No sabemos si fue cosa de su ex jefe o de sus ex compañeros de trabajo, pero pocos días después la empresa colgaba otro vídeo que convertía esta crisis de reputación en una oportunidad de promoción. La jugada, que reprocha con ironía y humor el comportamiento de la ex empleada, ya acumula más de 3 millones de visitas.

Lo visual nos gusta, nos atrae y nos engancha, decíamos en otro post sobre los vídeos que arrasan en Internet:

«El vídeo difunde un mensaje a través de imágenes en movimiento que impactan en nuestras retinas casi sin darnos cuenta. Con las redes sociales y una serie de elementos clave, en poco tiempo empieza a correr como la pólvora y acaba incluso colándose en las conversaciones en la calle. En efecto, el vídeo se hizo viral».

Y sin embargo todavía son muchas las empresas que no se atreven a dar el paso. ¿Costoso? No con la tecnología actual.  Si tenemos algo interesante que contar y unas mínimas dosis de imaginación, una simple cámara de móvil puede ser suficiente. Tal vez no consigamos ser portada de un periódico nacional, pero mucha gente estará encantada de darnos una oportunidad.

El cuento  de Guillermo

Guillermo se cansó de su complicada vida como freelance en España y un buen día decidió dejarlo todo para irse a Denver, Estados Unidos. Allí tenía la casa de su hermana, un puñado de ilusiones y las mismas ganas de hacer lo que más le gusta: rodar y montar sus propias producciones. La última,  un entrañable relato de dos niñas que juegan a contar su propia historia, acaba de ser seleccionada para un certamen de cortometrajes. Detrás de ella hay algo de azar, improvisación e instinto profesional, dos condiciones imprescindibles en el marketing de contenidos. En su caso, para desarrollar su propia marca personal:

Les hice un vídeo a mis sobrinas un día que nevaba y a una amiga suya le gustó y me pagó por hacerle algo parecido. Así que un día fui a grabar a sus hijas y se me ocurrió montar una especie de vídeo-cuento. Es el tipo de proyecto que puedo hacer en la distancia, porque es algo manejable y para lo que no necesito más gente. Aquí todo el mundo tiene equipos que cuestan una pasta y yo grabé eso con una sola cámara y una lente en dos horas».

Puede que el talento no viva del reconocimiento, pero abre puertas: «Aquí me puedo mantener trabajando en cosas de vídeo porque hay mucho trabajo, y sorprendentemente, no mucha calidad.  Me ofrecen los proyectos más raros del mundo: vídeos motivacionales, cortos de acción para bodas, vídeos políticos (…) pero hacer cosas como lo de las niñas, me hace sentir orgulloso», confiesa. Y aunque es consciente de que su trabajo no es ni mejor ni peor que el de otros, tiene muy claro que no es necesario disponer de muchos recursos para «contar una historia que te emocione».

Y a nosotros su vídeo-cuento y su historia, como La sorpresa de Jorge y Ester, nos ha parecido deliciosamente emotiva e instructiva:

 

7 comentarios en «Por qué todo el mundo comparte La sorpresa de Jorge y Esther»

  1. El vídeo es muy bonito, claro que sí, te saca la lágrima y tienen toda la razón para estar enfadados… peeerrooo, haciendo una invitación a la reflexión: ¿no hay un deje de victimismo al decir «…que narran con la voz tierna y desgarradora de quienes se ven abocados a comprar un billete con un futuro incierto, sin derecho a devolución, lejos, muy lejos de su gente, su familia y sus amigos.»? Yo veo a mi madre cada 3 años y para nada tengo asegurado que sea así (puede que incluso pase más tiempo) llevo 10 años fuera de casa y en Barcelona no tengo familia… a lo que voy es que las migraciones no son cosa de ahora que les toca a los españoles, ¿por qué ven tan trágico emigrar? Me da mucho gusto ver que muchos españoles han encontrado en México su oportunidad, lo digo sinceramente, pero precisamente es eso, una oportunidad, no una maldición, no una tragedia. Yo sé que duele, sí, yo sé que es difícil, pero creo que es hora también de invitar a la aventura desde una perspectiva más proactiva, menos como un destino irremediable. Emigrar no es malo. Irse del país no es malo. Yo no me fui de México por falta de oportunidades, pues era de las privilegiadas a las que le sobraban, me fui porque quería crecer, ver mundo… ahora me voy otra vez nada menos que a Japón y es una tremenda locura cuando podría volverme a mi país, México, porque miren qué bien les va a tantos ahí… pero no, aún no quiero volver, a pesar de que toda mi familia está ahí, aún me queda mundo por vivir y cosas por aprender… y no, para nada es una tragedia a la que me siento avocada por lo mal que le va a España, es una oportunidad .

    En fin, sólo mi opinión. Felicidades por el bonito video y el éxito cosechado. Sin duda os lo merecéis.

    Sinceramente,
    Daniela

    Responder
  2. .

    Por qué todo el mundo comparte La sorpresa de Jorge y Esther
    selenus.es
    .

    https://selenus.es/index.php/2013/10/09/por-que-todo-el-mundo-comparte-la-sorpresa-de-jorge-y-esther/
    Eso es muy fuerte! Lo vi en la tele, lo vi en mi PC … y lo vuelvo a ver en el face de uno de mis xicos, lo vi en mis sueños y volví a verlo y sobretodo a vivirlo pero no tuve fuerza para opinar, pues me ha llegado de verdad al fondo de mi ser, mis dos chicos forman parte de éste grupo y la verdad es muy duro saberlos tan lejos de nosotros y lejos entre ellos … a pesar de tanta tristeza hay los reencuentros online, es la visita del finde y nos llena el corazón, siempre están presentes y anhelamos su presencia aunque sea en nuestro ordenador, pero al final se van como la espuma: Pero como siempre también pasan cosas que hacen ver que la vida es bella y aunque parezca mentira los dos tienen dos angelitos humanos que siempre están con ellos y eso mas el saber que se realizan como profesionales nos da fortaleza y nos hace comprender y ver la cruda realidad del momento.» A ellos y sus dos angelitos humanos los llevamos siempre con nosotros … Y sabemos que esto es mutuo…aunque haya tierra, mar y aire de por medio »
    Nota: Si miramos nuestro contorno, observamos que esto se repite una y mil veces en mil rincones de la tierra con l a diferencia de que ahora tenemos redes que nos permiten la dicha de vernos y escucharnos, pero miles hemos salido de casa por una u otra razón de la sin razón! Enhorabuena Jorge, y Esther y amigos por compartirnos esto tan hermoso! Gracias!

    Responder

Deja un comentario