Un QR agridulce

Los códigos QR son como los besos. Los hay que te enamoran, que te dejan un buen sabor de boca o que te producen indiferencia o repulsión. Hay QRs inolvidables y QRs para olvidar. Y QRs que aparecen por sorpresa. Mi último encuentro con un código QR fue, literalmente, un beso agridulce en envase de cartón. … Leer más